¿Supone el aspartamo un riesgo para la salud?

14869385420_0c2252db10_b

El aspartamo (E-951 en Europa) es uno de los edulcorantes más utilizados en los alimentos, y se trata de un aditivo bajo en calorías y que tiene un poder endulzante 200 veces mayor que la sacarosa.

Hay polémica que gira en torno a este edulcorante, y es que en 2005 y 2007 la Fundación Italiana Ramazzini publicó un estudio donde indicaba que aparecía cáncer en las ratas a las que se les había suministrado aspartamo. Debido a estos resultados, la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) los revisó y, tras varios años evaluando la inocuidad del aspartamo, descartó este estudio de la fundación Ramazzini concluyendo (en su evaluación final en diciembre del 2013) en que el aspartamo no es cancerígeno, su consumo no conlleva daños al cerebro ni al sistema nervioso, no afecta al comportamiento o la función cognitiva de niños y adultos y tampoco conlleva peligro para embarazadas (excepto en mujeres con fenilcetonuria).

Además, la EFSA concluye que la Ingesta Diaria Admisible (IDA) del aspartamo (40 mg/kg de peso corporal/ día) es totalmente segura para la población, excepto para las personas con fenilcetonuria, donde esta IDA no es aplicable.

Los productos de degradación del aspartamo también son motivo de alarma, pero son seguros en los actuales niveles de exposición. Uno de estos productos es el ácido aspártico, que es un aminoácido de las proteínas el cual puede ser transformado en el neurotransmisor glutamato que puede tener efectos nocivos en el sistema nervioso a niveles muy altos, pero la EFSA concluyó en que no plantea problemas de salud para los consumidores.

Otro de estos productos de degradación es la fenilalanina, un aminoácido tóxico a niveles altos y en especial para las embarazadas con fenilcetonuria, y el tercer producto de degradación es el metanol, el cual está presente de forma natural en frutas y verduras y que se convierte en formaldehido, sustancia considerada cancerígena por la OMS pero solo en niveles muy altos de exposición. La EFSA también concluyó en este caso, en que el metanol derivado de aspartamo es una pequeña parte de la exposición total a metanol a partir de todas las fuentes.

En 2020 la EFSA volverá a evaluar nuevamente los aditivos alimentarios autorizados en la Unión Europea antes de enero del 2009.


En resumen, no es que el aspartamo sea bueno o malo, simplemente puede tomarse en cantidades normales sin que ello suponga un riesgo para la salud.

Evaluación de la EFSA: http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/doc/3496.pdf

Photo Credit: Senado Federal via Compfight cc

Anuncios

3 comentarios sobre “¿Supone el aspartamo un riesgo para la salud?

  1. Y la sacarina? Las conclusiones serían las mismas? La verdad es que parece que lo único que no tiene pegas es la stevia, pero odio su sabor, así que nunca sé por qué edulcorante decantarme y que sirva para altas tenperaturas etc.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Alba, gracias por comentar y dar tu opinión 😉
      La sacarina ha sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud y más de 100 países y en los múltilples estudios que se han hecho se ha demostrado que no guarda relación ninguna con el cáncer.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s