Bebidas deportivas y geles

12270125546_708547cc36_b

¡Hola a todo/as!

Hoy voy a hablaros sobre bebidas deportivas y geles, ya que parece que cada vez está más de ‘’moda’’ salir a hacer ejercicio (sobre todo a correr) y a tomar este tipo de bebidas.

Aportan hidratos de carbono, electrolitos y líquidos, y su principal objetivo es enlentecer el vaciamiento de los depósitos de glucógeno y mantener la glucosa en sangre en un nivel correcto, reponer los niveles de electrolitos perdidos y evitar la deshidratación.

Todo esto suena muy bien y por ello mucha gente se tira a por ellas, pero el problema viene cuando no se sabe elegir bien el tipo, ya que no todas las que hay en el mercado son adecuadas.

Para ello, en el caso de las bebidas, hay una serie de requisitos que deben de cumplir las bebidas deportivas digamos “de calidad”, que son los que os indico a continuación:

  • Tienen que aportar un mínimo de 80 calorías por litro y un máximo de 350 calorías por litro.
  • El aporte de hidratos de carbono tiene que ser de 9% máximo (90 gramos por litro), siendo el 75% de éstos de alto índice glucémico, como son la glucosa, sacarosa o maltodextrina. Es recomendable que estén constituidas por una mezcla de ellos en lugar que por uno solo, para que la asimilación sea mejor.
  • El contenido de sodio tiene que estar entre 460 a 1150 mg por litro.

 ¿Es necesario tomar estas bebidas siempre que hago deporte?

El tomar o no este tipo de bebidas, dependerá de la frecuencia e intensidad del ejercicio físico. Es decir, si sales a correr durante 40 minutos, no será necesario hidratarse con bebidas deportivas, servirá con tomar agua. Si el ejercicio realizado no supera la hora y media de duración, con tomar agua será más que suficiente.

Por el contrario, si vamos a correr durante más de hora y media, sí que sería recomendable tomar este tipo de bebidas para evitar calambres musculares, fatiga, enlentecer el vaciamiento de los depósitos de glucógeno y mantener la glucosa en sangre en un nivel correcto, reponer los niveles de electrolitos perdidos y evitar la deshidratación.

Además de comprarlas, también puedes hacer tu propia bebida deportiva en casa de forma económica y sencilla. Una idea sería añadir a un litro de agua el zumo de un par de limones, dos cucharadas de azúcar o miel, una pizca de sal y media cucharadita de bicarbonato sódico.

En cuanto a los geles, al igual que las bebidas, aportan energía rápida a nuestro organismo mientras estamos realizando ejercicio físico. La principal diferencia entre ambas, es que los geles aportan un mayor contenido en hidratos de carbono. Además, también suelen contener estimulantes como pueden ser la cafeína, guaraná o la taurina.

Están más enfocados a ejercicios de fondo, como pueden ser maratones de más de hora y media y es importante que si vamos a utilizar los geles, sea poco a poco (unos 10 minutos) y acompañados de agua porque al tener una osmolaridad tan elevada puede ser que no lo toleres bien y por lo tanto que tengas que vomitarlo y que aparezca diarrea.

En resumen, si vais a utilizar estos productos fijaos bien en el etiquetado para aseguraos de que son de calidad y utilizarlos en el caso de que vuestro ejercicio físico supere al menos la hora y media de duración, ya que si no, con agua podría ser suficiente para hidratarse.

Un saludo 🙂

Sara Garcés Carcas

Photo Credit: Like_the_Grand_Canyon via Compfight cc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s