¿Por qué es recomendable evitar los cárnicos procesados?

2045390830_39c605a26c_b

Hola!

Después de algunos días sin publicar (han sido unas semanas ajetreadas), os traigo este artículo sobre cárnicos procesados. Para empezar, según el WCRF (World Cancer Research Fund),  un cárnico procesado es cualquier carne que haya sido conservada mediante procesos como el ahumado, el curado, el salado o mediante la adición de conservantes, y tal como indica la FAO pueden clasificarse como:

  • Productos cárnicos procesados crudos: carne cruda y tejido adiposo a los que se les añaden especias, sal y aglutinantes. Longaniza, hamburguesas, embutido.
  • Productos cárnicos curados: donde se usan partes del músculo y a los que se les somete a un proceso de curación ( se aplica a la carne sal por vía seca y son sometidas a curación, secado, fermentación y maduración sin tratamiento térmico posterior). Jamón serrano es ejemplo de carne curada cruda, y el jamón cocido es ejemplo de carne curada cocida.
  • Productos cárnicos crudos-cocidos: la carne del musculo, grasa y otros ingredientes se trituran, pican y mezclan para obtener una masa viscosa que se distribuye para formar salchichas y posteriormente se somete a tratamiento térmico dándole una textura elástica y firme. Salchichas Frankfurt.
  • Productos cárnicos precocinados-cocinados: mezclas de recortes de músculo de peor calidad, tejido adiposo, carne de cabeza y piel, hígado…
  • Embutidos crudos fermentados: masa de carnes magras y tejidos adiposos mezclada con sal de curado, azúcares, especias y otros ingredientes no cárnicos, que suele embutirse en tripas. Los productos finales no se someten a tratamiento térmico y consumen crudos. chorizo y las salchichas tipo salami.
  • Productos cárnicos secos: son el resultado de la simple deshidratación de carne magra. tiene una vida útil significativamente más larga que la carne fresca. El valor nutricional del contenido en proteínas permanece inalterado.

Os pongo esta tabla con la información nutricional (por 100 gr) de varios tipos de productos cárnicos de la misma marca que he encontrado en el mercado.

Kcal Hidratos de carbono Azúcares Proteínas Grasas Grasa saturada Sal
Chorizo 325 4 3,2 21 25 9,5 1,6
Chorizo de pavo 306 3 2 24 8 3,5 3,5
Salchichón 378 7 7 20 30 11,4 1,8
Salchichón de pavo 296 5 3 24 7 3,5 3,5
Chopped 189 6 0,5 12 13 4,7 1,2
Chopped de pavo 177 3 2 12 13 5,2 2,1
Mortadela 245 4 0,2 10 21 6,9 1,2
Mortadela de pavo 177 8,6 1,7 11 4,4 2,1 2,1
Jamón cocido 105 1,5 1,5 18 3 1 2
Pechuga de pollo 90 5 1,5 14 1,5 0,5 2,1
Pechuga de pavo 81 5 1,5 14 1 0,4 2,1
Salchichas tipo frankfurt 246 10 1 11 18 6 2

Como se puede observar, los más calóricos, grasos y los que más azúcar añadido contienen son el chorizo y el salchichón. He incluido las versiones de pavo de cada uno ya que en muchas ocasiones se utiliza esta característica para consumirlos sin reparo alguno, “como es de pavo no engorda”. Pues como podéis ver, el chorizo y salchichón de pavo si son algo menos calóricos pero tampoco para tirar cohetes, llevan prácticamente el mismo azúcar y la única diferencia es que contienen menos grasa total y saturada. No por ello quiere decir que son una estupenda opción para nuestros bocadillos, siguen siendo igual de perjudiciales para la salud.

Por otro lado están el jamón cocido, pechuga de pollo y pechuga de pavo, que son los tres menos calóricos, grasos y también los que menos azúcar añadido contienen. Evidentemente que si vamos a consumir un embutido, es preferible decantarse por estos últimos, lógicamente porque aportan menos calorías y grasas, pero lo que es mejor todavía es reducir al máximo cualquier tipo de cárnico procesado, sea de pollo, pavo o con el envoltorio rosa. ¿Por qué? Porque son muchos los estudios que relacionan la ingesta de estos alimentos con un mayor riesgo de padecer enfermedades como por ejemplo el colorrectal (American Institute for Cancer Research) y además, en 2013 la BMC Medicine publicó los resultados  del estudio EPIC , que indica que las personas que consumen mas cantidad de estos productos cárnicos tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer, y que además, consumiendo 20 gramos menos de carnes procesadas al día, se reduce un 3% la tasa de mortalidad (lo que equivaldría a unas 700 muertes evitables en la muestra de medio millón analizada).

 Además de su contenido en ácidos grasos saturados, los cárnicos procesados contienen otros ingredientes en su composición:

  • Azúcar: ah ¿que los embutidos también llevan azúcar? Pues sí y no poco, utilizado para la saborización.
  • Nitritos y nitratos: utilizados como conservantes en productos cárnicos curados y cocidos. Inhiben el crecimiento de Clostridium botulinum pero también presentan ciertos riesgos. Uno de ellos es la toxicidad aguda ya que el nitrito es toxico y el segundo es la formación de nitrosaminas, que son sustancias cancerígenas.
  • Glutamato monosódico: aminoácido utilizado como potenciador del sabor.
  • Fosfatos: se utilizan para aumentar la capacidad de retención de agua productos cárnicos cocidos y favorecen, por ejemplo en el jamón cocido, la solubilización y extracción de proteínas miofibrilares, responsables de la ligazón intermuscular que presenta el jamón cocido.
  • Sal
  • Otros aditivos: estabilizantes, emulsionantes, espesantes, gelificantes…

El proceso de elaboración, a modo general, comienza con un despiece, triturado y picado de la canal, seguido de el mezclado y volteado, salazón y curado, sazonado y aplicación de ingredientes no cárnicos, embutido de tripas, secado, fermentación, ahumado en caliente o frío y tratamiento térmico.

Aquí os dejo un video donde se muestra el proceso de elaboración de unas salchichas tipo Frankfurt, que por cierto, recientemente se han publicitado las de Campofrío echándose flores con esas frasecitas de “el sabor de las salchichas Campofrío abre unas bocas, sus proteínas y fósforo cierran otras”, “mi madre me enseñó gramática, hoy yo le enseño nutrición”. Esta barbaridad da para otro artículo pero ya lo explicaron muy bien mis compañeras Lucía Martínez en “dime que comes” y Patricia Fernández en “cocina sana y segura“, además de Juan Revenga en “Naukas.com” Muy clarito.

 En resumen, cuantos menos cárnicos procesados consumamos mucho mejor. Como con cualquier alimento, comer esporádicamente un embutido no va a matarnos y dentro de una buena alimentación y estilo de vida saludable no hay problema, pero debido a los pocos (ninguno) beneficios que aportan estos alimentos, es preferible reducirlos al máximo. ¿y de que me hago yo ahora los bocadillos? El bocadillo no se creó para ser rellenado únicamente de embutidos, hay muchas otras opciones saludables y ricas como por ejemplo aguacate y tomate, queso, hummus (en pan integral). Asi que ya sabeis…a reducir esos cárnicos procesados, vuestra salud os lo agradecerá!

Photo Credit: iirraa via Compfight cc

Anuncios

6 comentarios sobre “¿Por qué es recomendable evitar los cárnicos procesados?

  1. Hola, me llama la atencion que menciones el jamon serrano como carne procesada, sin embargo despues en las tablas que utilizas en el post no aparece. Me refiero a el jamon que se compra entero para cortar en casa. Espero tu opinion al respecto, gracias un saludo

    Me gusta

  2. Hola!

    Y que alternativas pueden haber para meter proteina? Yo soy de los que cada día meriendo un bocadilo, eso sí, de pavo, jamón cocido o serrano, pero leyendo tu artículo, creo que lo voy a limitar bastante.

    Recuerdo haber leido alguna vez, que algunos se hacían su propio fiambre de pavo o pollo con las pechugas al natural, creo que recubriéndolas de sal gruesa y horneándolas. Estaría mejor así?

    Gracias por el artículo y por el blog 🙂 Un saludo!

    Me gusta

    1. Hola Alberto! hay gran variedad de alimentos que aportan proteínas como (además de pescado, huevos, etc) por ejemplo las legumbres, que combinadas con cereales (lentejas+arroz por ej) o con frutos secos aportan proteínas completas. Como digo en el artículo, tomar alguna vez embutido no va a matarte pero si es preferible reducirlos al máximo y sustituir esos rellenos de bocadillo por otros como tomate+aguacate, queso fresco, hummus, incluso atún al natural 🙂

      Un saludo!!

      Le gusta a 1 persona

  3. A mí particularmente no me gusta mucho este tipo de alimentos pero a mi familia le encantan, y la verdad, me molesta cada vez que hacen mercado y traen de esas cosas, ya ni hasta el sabor me parece tan agradable

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s